Audi quattro vuelve marcar la tendencia en las pistas
24-mar-2014

Audi quattro vuelve marcar la tendencia en las pistas

Una vez más Audi está marcado una tendencia en las carreras de autos con su legendaria tracción total permanente quattro.

Después de que la marca alemana de los cuatro aros revolucionara el mundo de los rallyes en los años ochenta con su tracción quattro, y en los noventa hiciera lo mismo en los campeonatos de turismos, la tracción total a las cuatro ruedas también se está abriendo camino en los prototipos deportivos de resistencia de la categoría LMP1.

El Audi R18 e-tron quattro que competirá en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) y en las míticas 24 Horas de Le Mans pretende ahora ampliar el eslogan ‘Vorsprung durch Technik’ con un sistema de tracción total completamente nuevo.

En 2012 Audi se convirtió en el primer fabricante en ganar las 24 Horas de Le Mans y el WEC con un prototipo LMP1 provisto de tracción en las cuatro ruedas motrices. Equipado con el innovador sistema e-tron quattro, el Audi R18 ha vencido en diez pruebas del WEC hasta la fecha, entre las que se incluyen las 24 Horas de Le Mans en los años 2012 y 2013, además de hacerse también con los títulos de WEC en esos mismos años.

Este año, por primera vez, los dos Audi LMP1 que compiten en el apartado de Constructores vuelven a estar equipados con la legendaria tracción quattro.

“Las innovaciones sólo se convierten en logros pioneros cuando han sido utilizadas con éxito y otros comienzan a adoptarlas”, dijo Wolfgang Ullrich, responsable de Audi Motorsport. “Audi, como ningún otro fabricante lo ha hecho, ha conseguido hazañas de forma repetida desde el debut en 1980 del sistema de tracción total quattro”.

Del mismo modo, en la temporada de 1990 del Campeonato Alemán de Turismos (DTM) Audi fue el primer equipo en utilizar la tracción a las cuatro ruedas motrices en esa competición. Lo mismo ocurrió a partir de 1993 en los Superturismos.

En las dos últimas temporadas en las que la casa de Ingolstadt ganó el WEC y las 24 Horas de Le Mans quedó claro que la combinación de un sistema híbrido con las cuatro ruedas motrices –e-tron quattro–, ofrece avances significativos.

Hasta ahora los reglamentos de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) sólo le han permitido a Audi usar la tracción a las cuatro ruedas en sus prototipos LMP1 por encima de los 120 km/h, pero este año la norma relativa a esta velocidad no se continuará aplicando. Por tanto, la propulsión a las cuatro ruedas promete aportar ventajas de tracción, sobre todo a baja velocidad, es decir cuando el piloto acelera a la salida de una curva cerrada.

Una nueva Unidad Motor Generador (MGU), junto con un diferencial, se coloca en el monocasco al nivel del eje frontal. Dos palieres (ejes) conectan el sistema con las ruedas delanteras. Al frenar, la energía cinética del bólido de competición se convierte en corriente eléctrica, que fluye hacia un dispositivo optimizado de almacenamiento de energía, situado en el habitáculo cerca del conductor. Durante la aceleración, la energía recuperada se reconvierte de nuevo a través de la MGU e impulsa a las ruedas delanteras.

“Hemos desarrollado desde cero todo el sistema híbrido para 2014”, dijo
Martin Mühlmeier, responsable de Tecnología en Audi Sport. “Se ha hecho especialmente más ligero y eficiente que antes”.

A partir de 2014 un solo motor eléctrico conectado al diferencial del eje delantero se monta de forma longitudinal. Además, estos componentes de la tracción a las cuatro ruedas están completamente integrados en el monocasco del R18 e-tron quattro. La energía recuperada se almacena en un sistema de rotor con un diseño completamente nuevo.

Mientras que los sistemas quattro de los autos oficiales de rallyes y de turismos empleados de 1980 a 1987 usaban una conexión mecánica en forma de árbol de transmisión entre los ejes delantero y trasero, la distribución de potencia a las ruedas anteriores y posteriores en el sistema e-tron quattro de tracción integral está gobernado estrictamente por una unidad electrónica de control.

Además, debido a la nueva reglamentación sobre eficiencia, en 2014 se utilizará una estrategia modificada para el motor y para el sistema de propulsión. El Audi R18 e-tron quattro de tracción integral, con su sofisticado mecanismo de flujo de energía, se caracteriza por su óptima eficiencia.

Atrás