“¿Maximizar? ¡Optimizar!” Bjarke Ingels

El joven arquitecto danés diseña edificios que son social y medioambientalmente sensibles, que sean soluciones completas y experimentales, todo en uno.

  • Bjarke_Ingels
  • Seis años atrás, Bjarke Ingels, quien apenas tiene 36 años, fundó BIG (el Grupo de Bjarke Ingels) una práctica de arquitectura que actualmente es considerada como la estrella fugaz en la industria. Él ha sido el ganador de concursos de arquitectura y acumula premios a una velocidad astronómica. Ha diseñando edificios al redor del mundo y ha sido mencionado como una de las “100 personas más creativas de los negocios” en el año 2010 por la revista estadounidense ‘Fast Company’. Lo que nos lleva a la pregunta: ¿Cómo ha hecho para lograr tanto, tan rápido?

    Bajo la orientación de Rem Koolhaas, en Rotterdam, él aprendió que ser un buen comunicador está en los primeros lugares en la lista de habilidades que debe tener un arquitecto. Después al pasar un par de años en OMA (Oficina de Arquitectura Metropolitana), él y un colega establecieron el estudio PLOT.

    Fue en este tiempo cuando formuló su propia aproximación a su profesión: mientras que una construcción no sea exaltada como “arquitestrella”, tampoco debe ser aburrida como las estructuras utilitarias que dominan las ciudades. En lugar de eso, él aspiraba a crear lugares que encajen perfectamente con los requerimientos sociales, económicos y ecológicos. Una “utopía pragmática de la arquitectura” es como denomina Ingels a su filosofía, que ha conservado aún después de la disolución de PLOT y la apertura de BIG.

    Su entendimiento de este ‘modus operandi’ se puede ver en numerosos modelos puestos en las ventanas y en los estantes de las oficinas de BIG en la calle Nørrebrogade.

Crear para romper esquemas

  • Bjarke_Ingels_movility
  • Diseños avanzados

    Los diseños de Ingels no son convencionales, son audaces y divertidos, además de asequibles. Un bloque de apartamentos, en Copenhague, se caracteriza por balcones triangulares que no sólo maximizan el espacio del piso, sino que también minimizan las sombras proyectadas y dan a la fachada una geometría sorprendente. El arquitecto también fue comisionado con un segundo conjunto residencial de gran altura y su aparcamiento justo al lado.

    En lugar de hacer edificios separados para cada función, BIG los fusionó, construyendo apartamentos en forma de cascada cuyas terrazas forman los tejados de los parqueaderos de varios niveles. Dado que el edificio asemeja una montaña se alza sobre la topografía plana de Copenhague, tan plana como un pancake, Ingels recubrió el parqueadero con una fachada de aluminio que crea la imagen del monte Everest y que está perforada para dejar pasar la luz y el aire.

    Cuando se trataba de desarrollar un concepto para el pabellón danés en la Expo 2010, BIG respondió con el tema de “Mejor ciudad, mejor vida” con una idea simple: mostrar el disfrute de montar en bicicleta por Copenhague. Una flota de 300 bicicletas se pusieron a disposición de los visitantes, quienes pedaleaban en una cinta sin fin alrededor de una estatua de ‘La Pequeña Sirena’ que fue ‘secuestrada’ de su hogar en el puerto de Copenhague.

Bjarke Ingels en el Audi tv

Diseños progresivos

Más inspiraciones